Por Miguel Correa* Muchas veces se cuestiona que el Concejo Deliberante aborda temas que parecen están en la estratósfera de la ciudad o el distrito. En la sesión de anoche sucedió lo contrario: se planteó un homenaje a un trabajador, vendedor de diarios fallecido hace poco tiempo. No hay homenaje que, como en el caso del canillita, no sea válido y este no es el punto.
Sin embargo, dicha propuesta no sería perentoria. Sí, por ejemplo, es prioritario que en el hospital municipal sean solo dos los cardiólogos del servicio, y por ende en estos momentos hay turnos para dentro de dos meses. Y estamos hablando de pacientes que tienen y requieren deficiencias cardiológicas. ¿No sería más oportuno ante esta realidad que el HCD buscase la forma para procurar junto al Ejecutivo una solución a esta falencia en salud?
Qué tiene que ver la atención cargiológica en el hospital y el homenaje a un querido personaje de Necochea. Nada, obviamente, sólo es una cuestión de prioridad.
Con el cariño y respeto que se ganó Oscar Del Negro, más conocido por el apodo «Caballito», uno de los personajes que más recientemente perdió Necochea, en el Concejo Deliberante se pasó a comisión un proyecto para que la Rambla Municipal pase a tener el nombre del apreciado vendedor de diarios.
Nada le quita el valor a ese pretendido homenaje del autor del proyecto, el presidente del cuerpo, Hernán Trigo Gutiérrez. Pero la rambla municipal seguirá siendo igual con o sin nombre alguno. Y en caso de ponerle un nombre siempre suele caerse en injusticias, y no porque Caballito lo merezca o no.
Hay que procurar tener claras las prioridades y mantener al día la lista de urgencias.

Un comentario en «De homenajes y corazones. En la vida es muy importante saber establecer prioridades»
  1. Che, no sean así de exigentes. Qué pretenden, que los concejales piensen en el bienestar y la salud de la población? Bastante trabajo tienen todos los 29 en ir a cobrar sus jugosas dietas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.