Por Miguel Correa*No fue el ministro de Seguridad, ni el intendente, pero algo pasó en los últimos días en materia de seguridad en Necochea. Es como que desde algún sector, quizás desde la justicia, se haya bajado línea para que las fuerzas de seguridad se pongan “las pilas” para evitar que la delincuencia siga ganando la calle, por lo que tienen que reforzar la estrategia de vigilancia, prevención e inhibición de la delincuencia.
No es casual que en esta última semana se hayan esclarecido el asalto al supermercado chino Líder, que hayan detenido a reducidores de bicicletas robadas, y que dos bandas de traficantes fuesen desbaratadas(más allá que operan fuertemente otras 5 en diferentes barrios y parecen intocables).
El ministro Berni no fue quien bajó la orden de «ponerse las pilas» a sus subordinados pues cuando vino a Necochea el 27 de abril con total desfachatez dijo que «el delito estaba bajando» en Necochea. A su lado estaba el intendente, imperturbable y sin emitir concepto alguno sobre el disparate vertido por el ministro, por lo que también hay que descartar un pedido de puesta de pilas del municipio a la policía.
Coincidentemente, y quizás por primera vez en su historia, el Ministerio Público Fiscal comenzó una campaña para alertar a los vecinos sobre las diferentes prácticas que utilizan los estafadores por internet. De ahí que bien pudiera considerarse que la decisión de «ponerse las pilas» para doblegar al delito pueda surgir de la justicia, que solo habla por sus fallos. De venga del sector que sea bievenida sea la determinación de «ponerse las pilas». *Editor de Politica Necochea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.