Por Miguel Correa*Sin luz eléctrica, ni cloacas ni agua potable. Así viven más de 2.500 personas en barrios marginales de Necochea. En Necochea la pobreza y las condiciones indignas existen pero se encuentran apartadas de la urbe céntrica. En los asentamientos de “La terminal” y frente al barrio San Martin, se estima que hay alrededor de 150 casillas de precarias condiciones, en las que viven aproximadamente 2.000 personas. La mayoría son niños. Uno de los pedidos urgentes pasa por la legalización de los servicios. La mayoría de ellos los consigue de forma ilegal, por esto afirman que “no queremos robar más la luz, queremos medidor social”. Pese a que el derecho a un hogar figura en nuestra constitución, los vecinos y vecinas de estos asentamientos viven hacinados. Y en varios asentamientos de menor superficie de Quequén lo mismo. Muchas familias numerosas, que pasan las cinco personas, tienen que compartir la casa con solo dos habitaciones. Esta es la cara oculta de Necochea. Los vecinos explican que además tienen que estar expuestos constantemente a la lluvia y el frío que por estos días es verdaderamente cruel, puesto que los materiales de las casas son de materiales como chapa, nylon y madera. Además, la mayoría de ellos carecen de luz eléctrica, gas y hasta agua potable y cloacas. Desde el interior del asentamiento “La Terminal” cuentan que fueron a hablar con el anterior intendente Facundo López, pero si bien existieron promesas o buena predisposición, más de mil personas siguen soportando vivir sin ningún tipo de servicio básico garantizado. En la presente gestión se ha planificado la urbanización de este asentamiento, pero los tiempos y la burocracia oficial no tiemblan con la lluvia y el frío. Uno de los pedidos urgentes pasa por la legalización de los servicios. La mayoría de ellos los consigue de forma ilegal, por esto afirman que “no queremos robar más la luz, queremos medidor social”. La conexión alternativa que consiguen los vecinos al no tener respuestas de la empresa y el municipio, pueden provocar cortocircuitos y generar incendios de inmedibles consecuencias. Hoy en Necochea existen alrededor de 112 casas(habrá que ver si el censo revela con exactitud o si los censistas pasaron por el lugar) con más de cuatro personas en cada una. La necesidad debe ser urgente y la acción rápida tanto del gobierno municipal como del provincial, para evitar el sufrimiento continuo de esta población marginada.Editor de PN y producción de F. Garay

Un comentario en «Pobreza y frío en Necochea: Más de 2.500 personas sin luz, cloacas, agua potable y gas»
  1. Nueva Necochea igual que la vieja Necochea. Poco cambia la vida sobre todo las de los más humildes, pero por suerte hacen obras para los veraneantes y lo más adinerados. LA MISMA PORQUERÍA CON DISTINTO OLOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.