El pasado domingo se cumplieron dos años del fallecimiento de Shaira Smoulenar, quien con 11 años ingresó en reiteradas oportunidades a la guardia del Hospital Municipal de San Cayetano y se produjo su fallecimiento debido a una “peritonitis infecciosa” que provocó sobre su organismo una infección que afectó a muchos de sus órganos.
Familiares y amigos de la pequeña se convocaron en la esquina del Monumento al Inmigrante, en la intersección de Avenida Independencia y Pedro N. Carrera, donde alrededor de 70 vecinos acompañaron a Soledad Torres y César Smoulenar, los papás de Shaira y a la familia de Neithan, un bebé de tan sólo 20 meses que falleciera en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata, luego de ser trasladado desde el nosocomio de es localidad.
La movilización se desplazó hacia Plaza América, donde se desplegaron banderas solicitando justicia y mejoras en el sistema de salud público local, se encendieron velas y de manera respetuosa, los presentes aplaudieron y brindaron su apoyo a quienes han perdido de manera trágica a sus hijos.
Soledad Torres insistió en la falta de acompañamiento de los sancayetanenses que le manifiestan su afecto en redes sociales pero no participan de las marchas o reclamos, destacó que ahora pertenecen a la red de familias que han perdido seres queridos por mala praxis en el país y remarcó las fallas en la atención médica en el Hospital.
Celeste Herrera, tía del pequeño Neithan, comentó que su sobrino fue atendido el día 5 de abril y dos días siguientes en la guardia del Hospital Municipal y los pediatras intervinientes le diagnosticaron gastroenteritis. Que se efectuaron análisis y un día no presentaron ninguna anomalía y al otro día los resultados fueron malos se decidió derivar al bebé a Mar del Plata, llegando apenas con vida y falleciendo el día 8 de abril, debido a una infección por una bacteria que no fue detectada en San Cayetano. Tras comentar que ya está interviniendo la justicia, insistió en la negligencia de los profesionales médicos, en este caso los pediatras, que lo atendieron por guardia y no lo derivaron a tiempo, lo que según manifestó le habría salvado la vida.
La familia de Shaira, que desde los primeros días realizó diversos reclamos ante la justicia, hasta imputar a dos médicos: Alí Rodríguez Infante (que cumple arresto domiciliario) y Miguel Pacheco. Se ha elevado a juicio, aunque todavía no se conoce la fecha del debate. En tanto que los familiares de Neithan, radicaron una denuncia y se está en etapa de averiguaciones en el Departamento Judicial de Necochea.
Tras permanecer durante unos minutos en el centro de la plaza céntrica, se produjo la desconcentración de los participantes de este reclamo de justicia, que de ahora en más será por Shaira Y Neithan.*Fuente: Caynet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.