Pese a que el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, le Unión Tranviarios Automotor (UTA) no acató la medida y llevará a cabo un paro en el servicio de transporte urbano e interurbano este martes y miércoles alcanzando a los ómnibus que circulan en Necichea y Quequén.
El paro se extenderá por 48 horas y afectará a las líneas de corta y media distancia en todo el territorio nacional, a excepción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a la región del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).
La medida, según el gremio, se enfoca en el pedido de “aumento salarial para los trabajadores del transporte de pasajeros del interior del país”. A través de un comunicado firmado por su secretario general, Roberto Carlos Fernández, informaron que la medida de fuerza comenzará a las cero horas del martes 26 de abril y se extenderá hasta las 23.59 horas del miércoles 27 de abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.