El fiscal Walter Pierrestegui solicitó una pena de nueve años de prisión para el comisario inspector Pablo Campo por hechos producidos en octubre de 2017 en San Cayetano, donde hacía poco tiempo había asumido como jefe de la Estación Policial Comunal.
Se lo acusa de haber cometido “lesiones graves, agravadas por su condición de funcionario policial en abuso de su función y/o cargo”, como así también “vejaciones y/o apremios ilegales en acto de servicio”, en perjuicio de Rolando Antonio Rodríguez, de 32 años, quien había cometido un robo, por el cual se lo detuvo.
Pierrestegui pidió, también una inhabilitación especial de 10 años para Campo, requiriendo que sea detenido de inmediato, en caso de que finalmente el tribunal lo condene.
el abogado marplatense Germán Corti, defensor del jefe policial, solicitó su absolución.
El próximo martes a las 12.30 se dará a conocer el fallo correspondiente. Se lo hará de manera virtual, de la misma forma en que hoy se hicieron los alegatos. El Tribunal Oral Criminal Nº 1, que decidirá sobre la responsabilidad de Campo en este episodio, está integrado por Luciana Irigoyen Testa, Mariana Giménez y Aldo Rau.
Al ofrecérsele la posibilidad de hablar antes de conocerse el veredicto y sentencia, el comisario inspector Campo les solicitó a los jueces que actúen “con la mayor claridad posible”. Y afirmó que confía “plenamente en la Justicia”.
Los hechos por los que se juzga a Campo ocurrieron en la madrugada del 22 de octubre de 2017, cuando personal policial se dirigió al boliche “Chameca” para apresar a “Tonito” Rodríguez .
El malviviente no sólo logró evadir el accionar policial sino que, en su huida, tomó una baliza del techo de un patrullero. Más tarde el propio Campo en persona irrumpió junto a varios subordinados a la vivienda donde residía Rodríguez y en su interior efectuó a menos tres disparos intimidatorios con balas de goma, utilizando una escopeta calibre 12/70, que fue exhibida en la sala del debate oral, en la que se explicó detalladamente su funcionamiento por parte de un perito en balística.
Finalmente Rodríguez fue reducido por la policía , siendo trasladado al Hospital Menditegui, debido a lesiones y golpes sufridos durante la refriega mantenida con efectivos policiales, resistiéndose a ser apresado.
Pablo Oscar Campo fue jefe de la Estación de Policía Comunal de San Cayetano durante tres años, siendo sucedido en octubre pasado por el comisario Oscar Arista. Provenía de la Policía Local de Mar del Plata. Previamente fue director de la Escuela de Policía que funcionó en el Polideportivo Municipal de Necochea. Durante su jefatura en San Cayetano se recuerda que el propio Campo en un partido de primera división entre Independiente(de ese distrito) y Rivadavia, en determinado y sin que mediara motivo alguno arremetió a tiros de balas de estruendo con una Itaka en compañía de otros efectivos contra el público del visitante(Rivadavia) que, en su mayoría estaba compuesto por familias y muchas mujeres. Oportunamente por este hecho(ocurrido hace 4 años) la entidad albiazul radicó una denuncia pero nunca prosperó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.