Más de diez días prófugo lleva un sujeto que está acusado de formar parte de una red de comercialización de droga recientemente desarticulada con la concreción de allanamientos. Se trata de Gustavo Daniel Díaz, de 52 años, alias “Popó” y conocido por sus antecedentes penales siempre vinculados al tráfico de estupefacientes.
La búsqueda de los oficiales de Drogas Ilícitas en determinados lugares que Díaz suele frecuentar no ha dado hasta el momento el resultado esperado; su paradero es todo un misterio.
La orden de captura librada por el Juzgado de Garantías Nº 2 se produjo con posterioridad a la concreción de tres allanamientos en inmuebles de la ciudad en los que se secuestró cocaína, marihuana y dos costosas bicicletas que habían sido sustraídas, entre otros elementos de interés. En una diligencia se apresó a Javier Andrés Herrera, de 40 años, conocido por el seudónimo de “Api”, quien actualmente se encuentra detenido.
En tanto, en la vivienda del individuo buscado se incautaron envoltorios de nylon que contenían clorhidrato de cocaína, una balanza de precisión; recortes de nylon y un teléfono celular.
La investigación se había iniciado en enero último ante sospechas e indicios de una red de comercialización de estupefacientes por parte de personal de Drogas Ilícitas y la fiscalía especializada en esa temática.
En base a las pruebas reunidas la policía concluyó que Díaz era un eslabón más de esa organización que llevaba adelante la mencionada actividad delictiva.
En la fiscalía a cargo del doctor Carlos Larrarte se encuentra radicada la correspondiente causa penal por infracción a la ley de drogas 23.737

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.