El informe oficial da cuenta que se trata de seres humanos, aunque por el accionar parece obra de seres más primitivos. En la noche del lunes, en la zona de 529 y 536 de Quequén, los bomberos debieron acudir tras al alerta de incendio en dos viviendas.
Lo que parecía otro incendio accidental de los que suelen ocurrir en nuestro distrito, alcanzó dimensiones propias de una mala telenovela. Al parecer, todo comenzó por una discusión entre vecinos, por el robo en la vivienda de uno de ellos. Ante esta situación, el propietario de la casa damnificada incendió la vivienda de los presuntos autores del robo.
Lejos de terminar allí la historia, estos últimos, presuntos ladrones, en represalia, respondieron de la misma manera e iniciaron un fuego en la casa del otro.
De inmediato se hicieron presentes efectivos de Policía, Bomberos y personal de Defensa Civil.
El fuego pudo ser apagado en ambos inmuebles y no hubo que lamentar heridos. Aunque ya se sabe, donde hubo fuego, cenizas quedan.
Por los incidentes se informó que una persona quedó detenida, aunque no trascendió su identidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.