Una pasajera que llegó anoche a las 0,30 por ómnibus bajó junto a otros pasajeros y se encontró con la Terminal cerrada, sin nadie a quien acudir, y ni taxis había esperando para trasladar a quienes no los esperaba alguien para llegar a su domicilio. Tampoco a esa hora funcionan los micros urbanos y las remiseras con pocos coches disponibles.
La mujer y otras personas debieron aguardar una hora hasta que llegó un taxi a quien le pidieron que enviara a otros colegas, algo que el chofer no hizo.
Solo apareció un remis que cargó a los que estaban (tipo viaje compartido) y los fue dejando en sus domicilios.
Una verdadera vergüenza lo que sucede con la Terminal de Omnibus, ahora en manos del municipio que parece no haberse enterado de esta situación.
Estamos a pocos días de la apertura de la temporada, pero este lugar debiera funcionar con normalidad durante todo el año. Un absoluto estado de abandono y desatención. Arreglate como puedas si venis a Necochea en colectivo y llegás a la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.