Fuente Necochea Digital

En los últimos días, se dieron a conocer en las redes sociales dos casos de necochenses que agradecen la atención recibida, por la vocación y el trato, en el Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra”.

Entre tanta noticia falsa y malintencionada, por suerte en las redes sociales también existen las publicaciones de los vecinos que, sin ningún interés de por medio más que el del agradecimiento, felicitan al personal médico y a los auxiliares del Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra” por la atención recibida.

En los últimos días, contrarrestando tanta campaña de desinformación, fueron los propios familiares de los pacientes que recibieron la atención que se brinda en el nosocomio quienes levantaron la voz en Facebook u otras vías de comunicación.

Tal el caso de Mónica Rubiera, quien publicó en su biografía el pasado 9 de septiembre una nota de reconocimiento al personal de Salud. “Queremos agradecer públicamente, de parte de toda nuestra familia, al GRAN EQUIPO de la Unidad de Cuidados Intermedios (UCIM), especialmente al Dr. Pablo Blanco, por su profesionalismo, su compromiso, por transmitirnos seguridad y por brindarnos su ayuda para la internación domiciliaria”.

Junto a una foto de la fachada del nosocomio, la vecina aseguró: “Solo tenemos palabras de agradecimiento para con ellos, al igual que mamá que pasó varios días en ese sector. Hoy, ya en casa, nos sigue contando lo bien que la trataron y la hermosa calidad humana que la estuvo acompañando en esos días”.

Un día antes, otra necochense había resaltado la articulación del equipo comunal de Salud y la “precisa atención” que recibió su hija Micaela, embarazada de casi 5 meses, por parte de la Maternidad del Hospital.

Luego de describir la evolución del cuadro y sus diferentes momentos, la vecina destacó: “La Dra. Andrea Perestiuk, de Salud Municipal, tuvo la preocupación de que una paciente y su familia fueran atendidos como se debe en todos estos casos. Como también la Directora”. Además, dejó los nombres de cada profesional y de las enfermeras (“unas genias totales”) que la cuidaron en ese tiempo de internación y resaltó la amabilidad y vocación con la que atendieron tanto a su hija como a las demás pacientes.

Una de las menguas comunes en todos los sistemas de salud del interior de la Provincia de Buenos Aires que no cuentan con efectores provinciales in situ y dependen de la voluntad de las cabeceras de sus regiones sanitarias, tal el caso de Necochea en su relación de dependencia con Mar del Plata para los casos de complejidad, es la falta de profesionales especialistas.

Aun así, la orgullosa abuela de Melody y Esperanza, quienes ya pueden estar con su madre después de que la “extrañaron y lloraron mucho”, destacó la actitud de los ginecólogos: “No son tan famosos, pero vienen dos de ellos desde Lobería a las guardias y las otras son profesionales jóvenes que dan sus datos e invitan a que mi hija, que se controlaba con un ginecólogo de renombre, mañana lo haga por última vez, ya que llamamos al consultorio y sus secretarias no quisieron darnos el celular”, aunque le cobraba 5 mil pesos por cita.

“Por esto quiero reivindicar la Salud Pública, que se apoye a los 2 hospitales que tenemos y que no nos quedemos en la frase ‘los médicos de Necochea son un desastre’”, finalizó la vecina, reivindicando, como tantos otros, el esfuerzo y la voluntad de la mayor parte de los planteles de cada estrato del sistema público de salud local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.