En la prolongación de la 2 en dirección hacia Kabryl hay un pozo que se extiende todo lo ancho de la calle pero como la arena lo disimula es una trampa para muchos desprevenidos que se quedan atascados en el lugar. Este hueco semicubierto hace mucho tiempo que permanece «atrapando» vehículos, como sucedió hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.