Una jornada de mucho trabajo y gran incertidumbre fue la que vivió José “Lilo” Arrate junto a su equipo el “Jorge Piedra Competición” en busca de lograr mejorar la performance que los ubico en el inicio de los entrenamientos en el puesto 32 del clasificador que dominaba el piloto santafesino, Ignacio Procaccito con un tiempo de 1:42.276 y de quien “Lilo” finalizó a 2,438 de diferencia.
El circuito cordobés se caracteriza por rectas cortas pero rápidas con un sector de mixtos con curvas muy cerradas que desembocan en un curvón peraltado que finaliza en la recta principal.
Si bien el piloto del Toyota Etios lograba mejorar en su segundo contacto con el trazado y bajar su primer registro a 1:44.192 la diferencia con Lucas Tedeschi, el nuevo líder, se mantenía por encima de los 2 segundos, un inconveniente que el equipo trataba de solucionar antes de la clasificación.
En el cierre de la actividad del viernes “Lilo” afrontaba la primera de las clasificaciones buscando poder bajar su mejor tiempo y avanzar en posiciones en la tabla donde finalmente terminó ubicado en el puesto 34.
“Estábamos muy bien en tres parciales y en uno muy mal y eso recién detectamos que tenemos un problema en el cambio en el cual estamos transitando una de las curvas. Al ser un circuito nuevo, distinto y al no tener cámaras estamos perdiendo mucho tiempo por eso así que mañana en la otra clasificación esperamos mejorar. Trabajamos en el auto y lo hemos mejorado así que todo eso debería dar sus frutos en la clasificación de mañana.” concluyó “Lilo” Arrate.
El necochense tendrá una nueva chance este sábado desde las 11 Hs momento en el cual la clase 2 concrete la segunda de las clasificaciones de la novena fecha del campeonato. Por la tarde y desde las 13:50 Hs se pondrán en marcha las tres series clasificatorias que se disputarán a las 14, 14:30 y 15:15 Hs. Con algunos inconvenientes a la hora de clasificar el piloto de Necochea finalizó en el puesto 32 de la primera clasificación que la clase 2 de TN llevó a cabo el día viernes en el autódromo Oscar Cabalén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *