La última sesión del Honorable Concejo Deliberante (HCD) de Necochea estuvo cargada de tensiones y controversias. Bartolomé Zubillaga no pudo contenerse más y salió al cruce de Mariano Valiente, concejal de La Libertad Avanza, quien celebró que el gobierno nacional enviará una ambulancia a la ciudad. Zubillaga, visiblemente molesto, le recordó a Valiente que Javier Milei, líder de La Libertad Avanza, le debe a la Municipalidad de Necochea varios millones de pesos por obras nacionales finalizadas con fondos municipales.

El enfrentamiento entre Zubillaga y Valiente no fue el único momento candente de la sesión. En la banca de Unión por la Patria también hubo movimientos significativos. Andrea Silva, nueva concejal del bloque, juró su cargo y su primera votación fue a favor del proyecto de la UCR-Nueva Necochea, en contra de la postura del resto de su bloque. Esta situación dejó en evidencia posibles fisuras internas y una notable falta de coordinación política dentro de Unión por la Patria.

La sesión también estuvo marcada por la ausencia de la única concejal radical, lo que generó especulaciones sobre la influencia del veterano político Beto Esnaola. Según algunas fuentes, Esnaola habría intervenido para que la concejal no ocupara su banca y no apoyara la iniciativa presentada por Gonzalito Diez. Esta situación subraya el poder de influencia que aún tiene Esnaola en la política local, ganándose el mote de «influencer radical».

La sesión dejó en claro que, más allá de las votaciones y proyectos, el HCD de Necochea es un escenario de intensas batallas políticas, donde las alianzas y rivalidades se hacen evidentes. Los concejales tendrán que trabajar en fortalecer sus posturas y cohesionar sus bloques para enfrentar las futuras sesiones y debates que se avecinan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *