Fue y seguirá siendo ejemplo de lucha, superación y entereza. La discapacidad que sufrió Gerardo Gabriel Tiseyra no le resultó impedimento para ganarse espacio en la vida, hacer amigos, trabajar y disfrutar de todo lo que hizo. Hoy a los 39 años dejó este mundo, después de un deterioro en su salud.
Gerardo tuvo varias pasiones, pero se destacaron su amor por River Plate, la música, el automovilismo y su trabajo.
Ingresó hace unos años como trabajador municipal y su destino fue un área de atención al público en Ingresos Públicos. Siempre con una sonrisa y amabilidad trató de buscar la solución a las consultas que a diario le hacían los contribuyentes. Deja también, además de sus familiares y numerosos amigos, un profundo vacío entre sus compañeras de trabajo.Gerardo descansa en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.