La Dirección de Infraestructura, a cargo de Marcelo Gómez, ya trabaja desde temprano para conectar a la red de agua el nuevo pozo que se colocó en el predio del Hospital Irurzun de Quequén, pero para ello habrá que parar otros tres pozos, por lo que habrá una merma en el fluido durante ese lapso de tareas.
Dichos pozos, el 27, 28 y 29, abastecen mediante el acueducto que va por la calle 574, y lleva el fluido a varios sectores, entre ellos el populoso Barrio Estación.
Por tal motivo, y a sabiendas del perjuicio creado durante estos días a los vecinos por el faltante del líquido vital, se les solicita paciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.