Con el objetivo de coordinar acciones en conjunto con respecto al movimiento que genera la nocturnidad y de algunas situaciones que se generan a esa hora, el Ejecutivo, con la secretaria de Gobierno Gabriela Góngora a la cabeza, y por pedido del intendente Arturo Rojas de atender la situación, mantuvo esta semana diversas reuniones con las fuerzas policiales.
Puntualmente, en esta denominada Mesa de Nocturnidad, se hizo hincapié en la atención y prevención de la situación, y en ese sentido se congenió en realizar operativos durante los fines de semanas, sobre todo en las calles de la Villa balnearia donde están la mayoría de los locales nocturnos, lugares donde acuden los más jóvenes a dispersarse y que a veces terminan originando disturbios tras la salida de los mimsos.
La idea, en definitiva, es obtener una prevención efectiva y de contención, a fines de evitar situaciones de riesgo, en especial en la zona de la playa donde se registra la mayor afluencia de gente.
Asimismo, y en este marco, se controlará también la presencia de menores de edad en estos comercios de nocturnidad, por eso es que de algunas de esas reuniones estuvieron presentes dueños de los popularmente conocidos ‘boliches’.
Junto a Góngora, estuvieron en estos encuentros el subsecretario de Ordenamiento Urbano, Walter Calabretta; el director de Políticas de Seguridad Pública, Ángel Vázquez; el director General de Control Urbano, Juan Manuel Laportilla y el director de Comercio, Julián Zugazúa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.