Cuadrillas municipales ejecutan trabajos en la costanera de Quequén para dejar habilitada otra bajada pública a las playas, de cara al inminente inicio de una nueva temporada estival y con el objetivo de brindar más y mejores servicios a los vecinos y turistas que visitan la ciudad.
Si bien figuraba en los planos catastrales, la vía de acceso a la costa que está ubicada entre los balnearios La Virazón y Monte Pasubio, en 502 entre 525 y 527, estaba inhabilitada y sin uso desde hacía muchos años, haciendo dificultoso el ingreso peatonal y libre hacia el mar.
Para llevar adelante la tarea, que traerá múltiples beneficios a toda la comunidad, en especial a las personas que no pueden trasladarse en vehículos hacia la playa o presentan alguna dificultad motora, la Dirección de Servicios Públicos realiza un operativo de corrección de médanos que habían invadido el paso, moviendo la arena hacia los costados, así como tareas de limpieza en la zona donde irá ubicado un deck de 100 metros de longitud, que será debidamente iluminado y señalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.