Familiares, amistades y allegados se reunieron ayer en Diagonal San Martin para remarcar el lugar donde Ana Maria Rivero perdió la vida «por un asesino al volante Fernando Beretta» el pasado 6 de junio del 2020.

Aseguraron que van a seguir reclamando #JusticiaParaAnaRivero para que pueda descansar en paz de una buena vez. Beretta desde que sucedió el hecho permanece detenido en su domicilio y al momento de embestir con su auto la moto que conducía Ana María Rivero estaba alcoholizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.