El hallazgo de los restos ocurrió a unos 4,2 kilómetros de distancia de las playas bonaerenses de Costa Bonita y Arenas Verdes, y a unos 28 metros de profundidad. 

submarino nazi
U-boot alemán U-530 después de su rendición en 1945 en las costas del Mar argentino. | CEDOC

Hallada a 4,2 kilómetros de las costas, y a unos 28 metros de profundidad, la nave pudo sido usada por jerarcas nazis para arribar a Sudamérica en secreto al perder la Segunda Guerra Mundial, dijo el grupo de investigación que encontró el año pasado restos del navío hundido y que realizó la denuncia de hallazgo ante la Prefectura Naval Argentina en marzo.

Eslabón Perdido es una agrupación de voluntarios, coordinada por el historiador e investigador Abel Basti, que se creó con el objetivo de encontrar los cascos de submarinos nazis que hacia el final de la Segunda Guerra Mundial llegaron clandestinamente al país y que, tras los desembarcos, fueron hundidos por sus tripulantes para no dejar rastros. 

submarino nazi 18102022

«En el invierno del 1945 el comisario de Necochea recibe la denuncia de desembarcos en la zona. El comisario se acerca al día y observa que en ese sitio hay huellas que vienen del mar. Y huellas de camiones«, relató Basti.

«Sigue con esta patrulla y a 4 kilómetros encuentra la estancia Moromar. Intenta entrar, pero detrás de la tranquera se encuentra con un grupo de extranjeros, rubios, con ametralladoras en la mano y que no hablaban en español pero le indican que no puede entrar», explicó en una entrevista con Todo Noticias.

Basti, de 66 años, había anticipado: «Mi principal hipótesis es que Hitler huyó a Argentina. Este podría ser el submarino que evacuó a Hitler al final de la guerra».

Según el informe al que arribaron los ingenieros navales Juan Martin Canevaro y Andrés Miguel Cuidet, las características de los restos encontrados coinciden con el tipo de embarcaciones que utilizaba la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial, y se investiga se podría tratarse de la huida de distintos jerarcas a la Argentina.

submarino nazi

Los ingenieros navales determinaron que los restos pertenecen a un submarino y este se encuentra semienterrado, con el casco destuido. Fueron identificados el periscopio, una torreta, una escotilla y la cubierta. Además por las dimensiones de la eslora, los restos son compatibles con los modelos de submarinos de fabricación alemana U-530 y U-997.

«Después de una investigación, expertos navales han determinado que los restos son compatibles con los de un submarino y no con los de un barco convencional», anunció el pasado martes Carlos Palotta, colaborador de Eslabón Perdido. Y agregó que entre los restos había una pieza clave para determinar de qué tipo de embarcación se trataba: «un periscopio». 

«Hay noticias de la época que hablan de un desembarco de jerarcas nazis en la zona. Frente a ese lugar descrito en las crónicas está este submarino hundido», relató Abasti, quien además sostuvo que en una nave de este tipo «podrían haber viajado unas cincuenta personas». 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *