El presidente acusó a la oposición de promover ataques contra su persona a través de dirigentes españoles y tildó a Pedro Sánchez de “cobarde”.

El presidente Javier Milei habló este lunes sobre el conflicto diplomático con el presidente de Pedro Sánchez y, lejos de pedir disculpas por acusar de “corrupta” a su esposa del presidente español, lo trató de “cobarde” y acusó al kirchnerismo de promover y coordinar ataques sistemáticos contra su persona a través de dirigentes españoles. 

“Lo que está pasando en España está coordinado por el kirchnerismo”, denunció, agregando que es una “situación es promovida desde acá para armar revuelo en Argentina”.

Tras la fuerte escalada de tensión en el conflicto diplomático, el libertario achacó al presidente de España enviar a ministras y dirigentas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) a proferir insultos contra su persona. “Cuando el ministro (Oscar) Puente me agredió, yo le conteste. Como se comieron un tortazo enorme y quedaron mal parados, salieron a pedir disculpas. Cuando vieron que eso le salió mal, ¿qué hizo el cobarde de Sánchez? Se metió debajo de la pollera de las mujeres y me mandó a agredir por las distintas mujeres del espacio”, dijo.

Siguiendo esa línea, el jefe de Estado argentino vinculó los ataques del partido socialista de España a un presunto asesoramiento del expresidente Alberto Fernández. “Dado que uno de sus asesores es Alberto Fernández, sabés cómo me la ví venir. Están buscando este tipo de provocación para acusarme de misógino”, agregó.

En otro pasaje de la entrevista con el canal TN, Milei negó haber mencionado a la esposa de Sánchez: “¿Dónde la mencione? Se autoincrimina”, señaló. Y concluyó que si ese hubiera sido el caso, la mujer no es funcionaria del gobierno, por lo que acusó a su par español de “totalitario” por utilizar el aparato del Estado para defenderla.

Respecto al futuro del vínculo con el Reino de España, afirmó que no existe riesgo de que se rompa, porque “la relación no la construyen los mandatarios, la construye la gente. Ese vínculo no lo vas a poder romper nunca, nadie lo va a poder romper, porque se va a imponer la propia realidad. El lo usa políticamente porque tiene problemas en España y necesita polarizar”. 

Al mismo tiempo, denunció que Sánchez “trabaja alineado con el kirchnerismo para tratar de “sabotear nuestro gobierno” y calificó al kirchnerismo de tener “intenciones golpistas”, porque “tienen un síndrome de abstinencia de la billetera feroz”.

A propósito del pedido de retractación, el Presidente lo descartó de plano. “No le voy a pedir disculpas. Bajo ningún punto de vista. ¿Cómo voy a pedir disculpas yo si fui el agredido? Además está el orden de magnitud de las agresiones de Sánchez y toda su gente, y lo que dije yo que no reviste una agresión, salvo que él crea que es así“, cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *