La pareja que resulto baleada luego de haber sufrido un robo en su propiedad continúa internada en el hospital Ferreyra tras haber sido ambos intervenidos quirúrgicamente por las heridas de perdigones de una escopeta.
Mientras tanto, el único detenido por el hecho hasta el momento, Carlos Alberto Miranda, alias “Chami”, de 37 años, se negó a declarar ante la fiscalía.
Hugo Soave, de 61 años y su pareja, Ana Ferreyra de Silva, de 37, recibieron disparos de escopeta cuando se dirigieron a la finca de Miranda luego de haber sufrido el robo en su propiedad de 3 motores trifásicos.
Ante la sospecha de la autoría del ilícito la pareja intentó recuperar lo sustraído, pero ambos terminaron heridos y fueron trasladados al nosocomio local.
Soave recibió heridas de perdigones en la zona lumbar y el abdomen que le causaron graves y múltiples heridas. Su estado, según se informó, es grave.
La mujer, en tanto fue herida en la zona de la ingle y también debió ser intervenida quirúrgicamente.
El sospechoso resultó aprehendido y en el lugar del hecho se encontró un cartucho de escopeta, pero no el arma.
Según indicaron voceros de la fiscalía, la pareja del sospechoso también resultó herida durante la reyerta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.