Los propietarios de una vivienda de calle 30 al 4500, entre 91 y 93, fueron víctimas del robo de varias pertenencias. En ese inmueble reside la familia Grasso y, según se pudo saber, los malvivientes forzaron el portón de rejas y otra puerta de la casa para acceder al interior en momentos en que los ocupantes no se encontraban.
Este hecho se suma a otros que están ocurriendo en la zona, como el que ocurrió en la madrugada de ayer jueves, cuando vaciaron un comercio de indumentaria en avenida 91 al 1200. Hace pocos días visitó Necochea el ministro de Seguridad provincial Sergio Berni que «el delito está bajando», junto al silencio del intendente Arturo Rojas.
Otra vivienda de 30 y 93 sufrió un robo en horas de la noche. Ahí los malvivientes ingresaron por el techo y después hicieron otro boquete para llegar hasta el sistema de alarma de seguridad.
Una vez bloqueado, realizaron otro amplio boquete en otro sector de la habitación y desde allí descendieron.
Los ladrones se llevaron una camioneta marca Toyota Hilux que usaron para transportar el botín sustraído. Luego, abandonaron el rodado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.