El presidente Javier Milei y la vicepresidenta Victoria Villarruel siguieron el desfile en primera fila y hacia el final del acto se subieron a un tanque de guerra. Los excombatientes de Malvinas encabezaron la marcha y ofrecieron regalos al mandatario, quien recibió cantos a favor del público.

Luego de firmar el «Pacto de Mayo» junto a los gobernadores en Tucumán, el presidente Javier Milei participó este martes de los dos actos centrales por el Día de la Independencia en la Ciudad de Buenos Aires: el Tedeum, en la Catedral Metropolitana, y el Desfile Militar en la Avenida del Libertador.

La conmemoración religiosa fue realizada por el Arzobispo Jorge Ignacio García Cuerva, que hizo un llamado a la unidad y cuestionó la falta de termómetro social de la política. Luego, el Jefe de Estado siguió desde un palco oficial el desfile, encabezado por los Veteranos de la Guerra de Malvinas, donde estuvo acompañado por la vicepresidenta Victoria Villarruel y los miembros de su Gabinete.

El recorrido, que se extendió por la Avenida del Libertador, comenzó a la altura del Museo de Bellas Artes y culminó en las inmediaciones de la estación de trenes Lisandro de la Torre. El paso de los uniformados, entre los integrantes de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas de Seguridad, se calculó unos 7.000 involucrados en la celebración.

Tanto el mandatario como la titular del Senado se vieron muy emocionados y recibieron varios obsequios de parte de los veteranos durante su paso. En la previa al desfile Milei tuvo unos minutos para responder preguntas de los internautas en las redes sociales y, sobre el final de la celebración por el 9 de Julio, se subió a un tanque de guerra junto a su compañera de fórmula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *