En medio de la invasión de Rusia a Ucrania y las consecuentes medidas financieras llevadas a cabo por Occidente a través de la desconexión de la red interbancaria Swift, el rublo ruso se desplomó más de 30% el lunes y si bien se recupera en torno a un 5% este martes, sigue en mínimos históricos y ya vale menos que el peso argentino, unas de las monedas más devaluadas en el último año junto a la lira turca.
El rublo registraba hoy una suba de alrededor del 2% en las primeras operaciones de la jornada, tras la estrepitosa caída del lunes, en el marco de la crisis financiera que atraviesa Rusia, sin embargo, la relación es de 0,96 pesos argentinos por rublo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.