Facundo Nahuel Allende (Foto) asegura que fue para defenderse que le aplicó una puñalada a Martín Lacassagne, en la jornada en la que éste festejaba su cumpleaños en una vivienda del Barrio Fonavi. Puñalada que resultó mortal: el hombre, que cumplía 38 años ese 26 de septiembre de 2020, murió un rato después en el Hospital Municipal.
Así lo recalcó el padre del imputado, José Eduardo Allende, al declarar en el juicio iniciado este lunes en el Tribunal Criminal Oral, recordando lo sucedido en aquella jornada.
Ante un tribunal popular, defendido por la abogada Daniela Cangiano, Facundo Allende escuchó la declaración de varios testigos, incluyendo la de su padre, un hombre de fe religiosa que en su momento instó a su hijo a entregarse porque “todo derramamiento de sangre se paga”, aún habiéndolo hecho en defensa propia, como manifiesta haberlo realizado el imputado.
Facundo Nahuel Allende tiene 32 años y tenía una relación de amistad con Martìn Lacassagne. Ambos habían compartido trabajo incluso. Pero en aquella jornada discutieron fuertemente en una vivienda ubicada en la calle 104 entre 65 y 67, derivando en el violento episodio que terminó con la vida de Lacassagne. Hecho que fue caratulado “homicidio simple”. Y cuyas circunstancias se ventilan en un juicio por jurado, para lo cual se designó a 12 ciudadanos, quienes deberán definir la culpabilidad o no de Allende.
A cargo del juicio está la jueza Luciana Irigoyen Testa, en tanto que la acusación es efectuada por el fiscal Guillermo Sabatini. La familia de Lacassagne, como particular damnificado, es representada por el abogado Juan Pablo Roselló.
El padre del imputado relató que aquel día Facundo regresó tarde de su trabajo y que, siendo las 22, lo instó a que se quedara a comer tallarines. Pero su hijo desistió, señalándole que había recibido un mensaje de Lacassagne para que fuera a su casa en la fecha de su cumpleaños.
“Reapareció 40 minutos más tarde, todo embarrrado y con signos de haber sido maltratado, estaba muy mal”, expresó José Eduardo Allende refiriéndose a su hijo.
“Papá, me golpearon, me tuve que defender”, fue el comentario que hizo Facundo, revelando que, efectivamente, le aplicó una puñalada, pero no sabía si a causa de la misma Lacassagne habìa muerto. “Me lo saqué de encima y me vine”, le dijo Facundo a su padre.
Ante esta situación, Allende padre se dirigió al Hospital Municipal, preocupado por la salud de Lacassagne: Allí se enteró que había fallecido, a raíz de las graves heridas internas que sufrió como consecuencia de la puñalada. “Fue un momento de mucha amargura”, recordó el hombre.
Al responder preguntas en la sala, el padre del imputado manifestó que cree en las palabras de su hijo, quien al regresar corriendo, golpeado y desarreglado le contó que todo comenzó cuando en la previa al cumpleaños varios jóvenes se hallaban jugando al truco y se originó una fuerte discusión que pasó de lo verbal a lo físico.
“Facundo quiso apartar, para evitar que se pelearan y el occiso lo golpeó”, continuó declarando Allende padre. “Lo golpearon, fueron golpes de puño y patadas, seguramente lo han pateado estando en el piso”, añadió.
Tras describir a su hijo como una persona “de buen corazón”, Allende reveló que el cuchillo con el que Facundo mató a Lacassagne se lo regaló él para “comer asado, para compartir momentos con amigos”.
Durante el debate José Eduardo Allende hizo una cruda descripción del contexto social en el que se produjo el hecho que derivó en el homicidio cometido en el Barrio Fonavi.
“Los conozco y sé lo que son”, dijo con relación a los jóvenes con los que su hijo compartía momentos. “Se alcoholizan, se drogan y se tornan peligrosos, reaccionan mal, donde están la droga y el alcohol pasan cosas malas”, añadió el hombre, que dijo haber tenido un mal presentimiento aquella noche, cuando le insistió a su hijo para que se quedara con él a comer tallarines y no fuera a la casa de Lacassagne.*Informe de Hugo Moller para TSN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.