El Presidente expresó su enojo por la victoria de los legisladores de la UCR y el peronismo. La oposición logró imponerse en la votación y consiguió aprobar un nuevo sistema previsional.

El presidente Javier Milei salió al cruce de la Cámara de Diputados luego de que se aprobaran esta madrugada cambios en el cálculo para las jubilaciones. “Defenderé la caja a veto puro si es necesario”, escribió en redes sociales durante la madrugada. Al mismo tiempo enfatizó que no está dispuesto a “entregar el equilibrio fiscal”.

Desde su cuenta de la red social X, el mandatario publicó una serie de mensajes con imágenes, en las que reiteró que vetará cualquier iniciativa de la oposición. “Les dejo este tweet para que le quede claro a todo el mundo: no voy a entregar el equilibrio fiscal de ningún modo. Defenderé la caja a veto puro, si es necesario”, sostuvo, haciendo eje en la aprobación del nuevo sistema jubilatorio que lograron bloques radicales y del peronismo.

De esta manera, el jefe de Estado mostró su enojo contra el duro golpe que asestó la oposición al Gobierno al arribar a la media sanción de este sistema alternativo al que el Gobierno estableció a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

“A puro déficit fiscal empobrecieron al país, por lo que de ningún modo voy a permitir que esto se repita. VLLC!!!”, sumó Milei en otro posteo, con imágenes alusivas de una figura de cuerpo humano con cabeza de león y una espada, delante de una caja con ratas y billetes.

La oposición aprobó un nuevo sistema jubilatorio

La conquista legislativa se logró mediante de un acuerdo entre Unión por la Patria, la UCR y otros bloques dialoguistas, después de casi 14 horas de sesión. La iniciativa, que surgió a partir de la unificación entre las propuestas del kirchnerismo, la Unión Cívica Radical, Hacemos Coalición Federal y la Coalición Cívica, cosechó 160 votos positivos, 72 rechazos y 8 abstenciones.

Para responder a los legisladores a través de las redes sociales, Milei utilizó una publicación adjudicada a “Milei Shelby”, que puso “Degenerados fiscales, porque 160 diputados de la oposición aprobaron un proyecto para aumentar el gasto un 15% y romper con el equilibrio fiscal”.

La media sanción establece que en la recuperación inicial de las jubilaciones se pague el 8 por ciento, la diferencia entre el 20,6 de la inflación de enero y que el gobierno solo aplicó a la movilidad jubilatoria un 12,5. Así como que el haber mínimo no debe ser menor al valor de una canasta básica de adulto mayor (actualmente de 250.286 pesos mensuales), más 1.09 (un 9 por ciento).

Además sostiene que la fórmula de movilidad no quede atada solo a la inflación, sino que también contemple los salarios; es decir que en el caso hipotético de que la inflación bajara y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) superara a la misma, las jubilaciones también percibirían el 50 por ciento de esa diferencia a través de un ajuste semestral. Y que en el caso de las deudas con las Cajas Provinciales no transferidas al Estado Nacional y los juicios con sentencia firme sean solventadas con la asignación específica que destinan a la ANSES algunos impuestos nacionales, como el del cheque, PAÍS e IVA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *