Camuzzi Gas Pampeana no tuvo piedad y cortó el suministro de gas a un jubilado que adeuda una factura de $ 819,32. Por un lado es comprensible que como empresa privada se limite a su procedimiento, pero por otro, indigna y enerva que se deje sin el imprescindible servicio a un jubilado que cobra la jubilación mínima. La falta de humanidad de algunas empresas cuasi monopólicas es despiadada, máxime en los momentos que estamos viviendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.