Un nuevo hecho de inseguridad se registró en el Hospital Municipal Emilio Ferreyra. Esta vez, desconocidos (reverendos hijos de puta, perdón) se alzaron con una costosa herramienta y no se descartan otros faltantes.
En las últimas horas autores ignorados ingresaron en las instalaciones desde un portón lateral que da sobre la calle 102. Se dirigieron directamente hasta un depósito al que accedieron tras violentar una puerta para apoderarse de un compresor mediano y posiblemente otras herramientas de mano.
Con posterioridad a tomar conocimiento de lo sucedido se radicó la denuncia policial por parte de un trabajador del área de mantenimiento de dicho nosocomio. Ahora los investigadores tratan de establecer la existencia de testigos y los registros de las cámaras de seguridad con que cuenta el lugar.
Los robos cometidos en el sector de estacionamiento del hospital no son nuevos y ello ha generado preocupación en las autoridades.
En más de una oportunidad los autores han provocado la rotura del cerco perimetral que les permite llegar hasta los vehículos y apoderarse de los elementos de valor que encuentran en su interior.
En este último ilícito se iniciaron actuaciones caratuladas como “robo” con intervención de la instrucción judicial en turno.

Un comentario en «Hay que ser muy hijo de puta. Robaron un compresor del Hospital Municipal»
  1. Y sigue en Necochea/ Quequén triunfando la delincuencia y la violencia y los vándalos sobre los habitantes honestos y trabajadores, y el poder político, policial y judicial siguen demostrando una indiferencia total. Incluso contamos con jueces garantistas discípulos del amoral proxeneta Eugenio Zaffaroni que dicen es injusta e inhumana la cadena perpetua. Lástima que los delincuentes no los elija a ellos como blanco de sus delitos y vandalismos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.