El intendente Arturo Rojas y los gremios STM, ATE y la Asociación de Guardavidas que nuclean a los trabajadores municipales, arribaron a un acuerdo en el marco de las paritarias 2022, oportunidad en la que quedó establecido un incremento salarial final del 62% no acumulativo, como así también el pase de 30 a 40 horas semanales de manera progresiva para los empleados que estén en dicha situación y el compromiso de volver a abrir el diálogo paritario en enero del 2023.
En cuanto al presente año, y teniendo en cuenta que ya se percibió un aumento de 17% con los sueldos de abril, quedó definido que el resto se dividirá de la siguiente forma: otro incremento del 17% en el mes de julio, un 14% en octubre y otro 14% en diciembre, este último condicionado a la aprobación del presupuesto 2023 en el HCD.
Tras la firma del acuerdo, el secretario Gremial del STM, Gastón Díaz, manifestó que “después de varias reuniones pudimos acordar en base a las últimas propuestas que nos hizo el Ejecutivo, quien accedió al pedido de que el último tramo se abone en diciembre y no en enero” al tiempo que definió que “hay un contexto difícil para todos y, en ese aspecto, entendemos al Ejecutivo, pero tenemos trabajadores con salarios bajos y esa es una realidad”.
Por su parte, Claudia Van der Vluet, secretaria adjunta de ATE, agregó que “estamos satisfechos más que nada con que la paritaria se cierre en diciembre, y eso la verdad que fue un logro de todos los sindicatos” para señalar por último que “si bien hubo alguna disconformidad en asamblea creemos que el acuerdo está bien, con la promesa del Intendente de que si este proceso inflacionario se dispara estos meses nos volveremos a sentar este mismo año”.
Cabe decir que la firma del convenio lleva la rúbrica del jefe comunal, quien en todo momento de negociación estuvo acompañado por la secretaria de Gobierno, Gabriela Góngora y su par de Legal y Técnica, Ernesto Povilaitis, y de los representantes gremiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.