Convocado por el equipo directivo, el titular del área municipal se acercó hasta el establecimiento para organizar una jornada de integración con el alumnado, que permitió reflexionar sobre ciertos conceptos y actitudes observados en la dinámica grupal, para poder revertirlos y lograr una mejor convivencia.

La Dirección de Discapacidad y Tercera Edad de la Municipalidad de Necochea realizó este miércoles el Taller “Hablemos de Inclusión” en la Escuela de Educación Secundaria N° 7 y dirigida a todo su alumnado.

La jornada se realizó a partir de la inquietud del equipo directivo de la entidad, en relación con las inclusiones que poseen y las problemáticas que identifican, por lo que desde el área que depende de la Secretaría de Desarrollo Humano y Políticas Sociales se planteó organizar el dictado de esta charla.

Durante su transcurso, Gastón Boldrini, titular del espacio comunal, invitó al estudiantado a reflexionar sobre ciertos conceptos y actitudes que se observan en la dinámica grupal, para poder revertirlos con el tiempo y lograr una mejor convivencia, no solo en las aulas sino en toda la institución.

Según el funcionario y capacitador, el objetivo de este tipo de talleres es el de “sensibilizar en la educación para la diversidad, dándoles a conocer a los alumnos y alumnas las condiciones necesarias para acoger y garantizar la inclusión, respetando las diferencias existentes y necesidades educativas”.

La jornada se dividió en dos momentos. En el primero, el grupo se sentó en ronda para poder observarse, rompiendo con las estructuras de aprender siempre frente al pizarrón; mientras que en el centro de la escena se colocaron dos imágenes que representaron la integración y la inclusión, y que los y las participantes debieron develar para comenzar a dialogar y reflexionar sobre cómo creen que es su comportamiento dentro del aula.

En la segunda parte del taller, el alumnado se dividió de a pares, sentados de manera enfrentada para poder conversar sobre sus intereses fuera de la escuela, descifrar si compartían actividades con sus compañeros y compañeras, o imaginar qué actividades podrían fomentar la inclusión en el aula; para terminar, volviendo a la ronda y contar al resto que aspectos no conocía de la persona con la que le tocó vivir la experiencia y de qué manera se podría cooperar con la inclusión.

Al finalizar el encuentro, Boldrini manifestó que “la idea es poder continuar con estos talleres, siendo este el puntapié para desarrollar a futuro todas aquellas acciones que manifestaron que les ayudarían a crecer como grupo, fomentando la inclusión y el conocimiento mutuo para lograr, entre todas y todos, una mejor convivencia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *