Puesto en funcionamiento y conectado a la red el pozo de Avenida 59 y 112 ayer por la tarde, actualmente se trabaja a destajo para drenar la perforación ubicada en la intersección de calles 87 y 50, que completaría el esquema de emergencia planificado por el intendente Arturo Rojas para paliar la problemática de la baja presión de agua en Necochea y Quequén.
En el lugar, los operarios decantan las impurezas propias de la napa expulsando a la superficie el líquido todavía no apto para consumo humano, para, en las próximas horas, poder unir esta bomba e inyectar cerca de 100 mil litros horarios al sistema.
Estos dos nuevos pozos, sumados a los del Hospital Irurzun y el Barrio Norte que, aunque anteriores, también impulsarán el recurso por primera vez, aportarán más de 7 millones totales por día a la red para mejorar el caudal.

Un comentario en «Falta de agua. Conectaron otro pozo y alistan uno más»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.