Personal de la Subdelegación DDI Balcarce coordinó un allanamiento a la Unidad Penal 44 de Batán, para terminar con las actividades que realizaba una banda de delincuentes que, mientras cumplían condena, se hacían pasar por comisarios de la Policía para extorsionar a sus víctimas.
Aprovechando la autorización judicial para el uso de teléfonos celulares en las unidades penales a raíz de la suspensión de visitas por la pandemia de COVID-19, dos delincuentes con frondosos antecedentes (padre e hijo) coordinaron un elaborado plan para extorsionar, reportó el portal Minuto Balcarce.
En primer instancia crearon cuentas de Facebook mediante las cuales contactaban a las víctimas. Una vez generada la conversación, los delincuentes enviaban fotografías y videos de jóvenes desnudas.
Este lunes en la sede de la Policía de Investigaciones de Balcarce, una de las víctimas relató que luego de bloquear en el teléfono a la supuesta mujer con la que estaba conversando por chat, recibió un llamado telefónico a su celular que tenía publicado en la red social Facebook.
El mecanismo de la extorsión, una vez enviado el contenido sexual, se concretaba con un llamado en el que los delincuentes se hacían pasar por un comisario de Mar del Plata informando que había una denuncia por grooming de parte de la madre de la menor (que en realidad no existe). Para «hacer desaparecer las pruebas» pedía 20 mil pesos.
Para dar fuerza al engaño, los delincuentes simulaban encontrarse en el interior de una Comisaría, reproduciendo sonidos característicos de los equipos de comunicación policiales.
A partir del trabajo conjunto entre la fiscalía y la DDI se logró interceptar las comunicaciones recibidas por la víctima, determinando que las mismas provenían de la Unidad Penitenciaria N° 44 de Batán desde una línea telefónica a nombre de un delincuente con amplios antecedentes por delitos graves.
Tras allanar las celdas de los imputados, los investigadores secuestraron dos teléfonos celulares utilizados para realizar las llamadas extorsivas, notificando a los ya detenidos de la formación de una nueva causa por «Extorsión».
De acuerdo a la información vertida desde el Servicio Penitenciario Bonaerense, ambos individuos presentan antecedentes por los delitos de Robo Agravado y Encubrimiento (2017), Lesiones Graves, Robo y Robo Agravado en Poblado y Banda (2019), Privación Ilegal de la Libertad y Lesiones Graves (2020).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *