Los intendentes “podrán decidir si usarlo para compras de bienes, para culminación de obras o, también, para gastos corrientes”, aseguró el mandatario local, luego de firmar para el desembolso de la segunda cuota del Fondo de Fortalecimiento Fiscal Municipal.

Luego de participar este lunes en el acto de rúbricas del segundo desembolso del Fondo de Fortalecimiento Fiscal Municipal (FFFM), el intendente Arturo Rojas calificó como “una decisión acertada” la posibilidad de que los municipios cuenten con estos fondos de libre disponibilidad otorgados por el Gobierno provincial.

En el Teatro Argentino de la capital bonaerense, el Jefe comunal habló con InfoLaPlata y aseguró sobre el destino de este dinero, que asciende a $37.549 millones dividido entre los 135 distritos, que los intendentes “podrán decidir si usarlo para compras de bienes, para culminación de obras o, también, para gastos corrientes”, como podrían ser los sueldos de empleados o el pago de alguna compra de insumos, por ejemplo.

“Se está desembolsando la segunda parte y, después, vendrán dos (cuotas) más en el trascurso del año, así que agradecido”, manifestó el mandatario local, explicando que este programa “es la continuidad de lo que era el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM)”, aunque “en este caso de libre disponibilidad”.

Es decir, la masa monetaria que la administración de Axel Kicillof distribuía hasta el año pasado entre los municipios para la realización de obras previamente proyectadas por las autoridades de cada comuna, y aprobadas por el Ministerio de Infraestructura, ahora es entregada en cuotas a los Ejecutivos locales para que sea utilizada de acuerdo a sus necesidades.  

Para terminar, Rojas contó al medio platense que “Necochea tiene uno de los puertos más importantes de la República Argentina. Junto con Bahía (Blanca) y lo que es la Hidrovía sale casi toda la producción nacional”, señaló, por lo que “venimos trabajando en conjunto con el Gobierno provincial y las actuales autoridades del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén generando las condiciones para que siga habiendo inversión privada, más industria y más empleo”.

La segunda cuota del FFFM representa más del 30% de los $116.000 millones que los distritos recibirán este año. Se trata de un instrumento creado en diciembre de 2023 a partir de la Ley Nº15.480, que establece la transferencia de fondos no reintegrables y de libre disponibilidad a partir del Coeficiente Único de Distribución (CUD).

Este desembolso se da en el marco de un inédito ajuste del Gobierno de Milei que está afectando la recaudación de la provincia y los municipios. Buenos Aires fue la más afectada por el recorte de transferencias no automáticas de la Nación: a abril de este año, implicó un recorte de un billón de pesos, monto que alcanzaría para financiar más de un año del Servicio Alimentario Escolar. Asimismo, los municipios han sufrido una pérdida de coparticipación de $88.000, que equivale a casi la mitad de su masa salarial neta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *