Puede considerarse al menos como temeraria la decisión del gobierno nacional de disponer que no sea obligatoria el uso del tapabocas o barbijo al aire libre, entre otras disposiciones que flexibilizan restricciones sanitarias impuestas por el Covid y que entrarán a regir el 1 de octubre.
No se ha estudiado, distrito por distrito, la necesidad o no de liberar estas restricciones, porque en Necochea quedan al menos 67.220 personas sin haber recibido las dosis(es decir solo recibieron un componente de la vacuna), y no se sabe cuando serán convocados a recibir la segunda parte de la anticovid. Quitarle la obligatoriedad al uso del barbijo es una invitación a que la mayoría lo deje de lado.

Las medidas que rigen desde el 1 de octubre
Se levanta la obligatoriedad de uso de barbijos al aire libre al circular en forma individual, en la vía pública, siempre y cuando se esté en movimiento y lejos de aglomeración de personas.
El tapabocas sigue siendo de uso obligatorio en lugares cerrados: aulas, cines, teatros, lugares de trabajo, transporte público, espectáculos y otros eventos masivos.
El barbijo sigue siendo obligatorio al aire libre cuando hay aglomeración de personas y no se está en circulación.
Se habilitan las reuniones sociales sin límite de asistentes, cumpliendo las medidas de prevención (tapabocas, distancia y ventilación).
Se habilita el aforo del 100% en actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales que se realicen en lugares cerrados. Sigue siendo obligatorio el trío tapaboca, distancia y ventilación.
Se autorizan los viajes de jubilados, egresados y similares, siguiendo los protocolos recomendados.
Se autoriza el funcionamiento de discotecas con aforo del 50%, con el requisito de que los asistentes tengan el esquema completo de vacunación (14 días previos al evento). Según advirtió Vizzotti, «es la actividad de mayor riesgo teniendo en cuenta la variante Delta».
Los salones de fiestas, bailes o actividades similares quedan habilitados para quienes acrediten esquema completo de vacunas (14 días previos al evento) o una dosis más el test diagnóstico negativo (PCR o antígeno) dentro de las 48 horas previas al encuentro.
Las fiestas de 15 o para menores de 17 años mantienen el protocolo especial «mientras avance la vacunación en ese rango etario».
Los eventos masivos de más de 1.000 se podrán realizar a partir del 1 de octubre con aforo del 50%. Según aclaró la ministra de Salud, «se trabajará con los actores involucrados en el protocolo específico en relación a los requisitos». Aquí se incluye el esperado regreso del público a las canchas de fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.