Tras la caída de 7 horas de las tres principales plataformas digitales del imperio de Mark Zuckerberg, Facebook, Instagram y WhatsApp, la compañía emitió un escueto comunicado con una explicación sobre lo sucedido: “Un cambio de configuración tuvo un efecto cascada que paralizó todos los servicios”, escribió Santosh Janardhan, vicepresidente de infraestructura de la compañía. En Necochea, especialmente Facebook aún no ha recuperado la total normalidad del servicio.
“Nuestros equipos de ingeniería descubrieron que los cambios de configuración en los routers troncales que coordinan el tráfico de red entre nuestros data centers causaron problemas que interrumpieron esta comunicación”, explicó el ingeniero en un comunicado publicado en un sitio oficial de la compañía.
“Esta interrupción del tráfico de la red tuvo un efecto en cascada en la forma en que se comunican nuestros centros de datos, lo que paralizó nuestros servicios”, agregó.
“Nuestros servicios ahora están nuevamente en línea y estamos trabajando activamente para que regresen por completo a sus operaciones normales. Queremos dejar claro en este momento que creemos que la causa principal de esta interrupción fue un cambio de configuración defectuoso. Tampoco tenemos evidencia de que los datos del usuario se hayan visto comprometidos como resultado de este tiempo de inactividad”, siguió Janardhan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.