Con una potencia que superó los 90 kilómetros horarios, las violentas ráfagas de los sectores sur y suroeste volaron algunos árboles o quebraron ramas de grandes proporciones, situación que también se transforma en riesgosa a la hora de andar por la vía pública. “En Avenida Pinolandia entre 2 y 10, como así también en la 69 y 42 tuvimos dos caídas significativas”, indicó Fulton.
Además, “hubo mucha caída de postes de empresas de servicios públicos, tanto de luz, como de telefonía y cable, lo que generó inconvenientes en varios lugares”, señaló el titular de Defensa Civil, quien agradeció el apoyo de la Dirección de Tránsito, gracias a quienes se pudo dar una rápida repuesta.
Vale destacar que, mientras la alerta amarilla persistirá para toda la zona, con buen tino, el municipio decidió suspender las actividades planificadas por el área de Deportes con motivo del receso invernal, que se iban a desarrollar en las plazas Dardo Rocha y 3 de Agosto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *