El ministro de Economía ratificó la vigencia del esquema de liquidación 80/20 para los exportadores y el ritmo de depreciación del tipo de cambio oficial de 2% mensual. Además, negó cortocircuitos con el FMI y disparó contra los medios de comunicación.

El ministro de Economía Luis Caputo rompió la quietud del feriado para ratificar el rumbo económico del Gobierno, cruzar al periodismo especializado por «inventar historias» respecto a la toma de decisiones y aclarar que no existen fisuras en el equipo que lidera.

A través de sus redes sociales, Caputo indicó que «entre Economía y el (Banco) Central somos un grupo chico, muy homogéneo, que se dedica esencialmente a tratar de resolver los desafíos heredados del mayor desastre económico de la historia de nuestro país y que habla muy poco con la prensa».

En tal sentido, el titular del Palacio de Hacienda disparó munición gruesa contra los medios de comunicación no alineados con el relato del oficialismo. «Entiendo que eso no favorezca el trabajo del periodismo. Muchos periodistas serios lo entienden e informan lo que pueden chequear, algunos se molestan e inventan historias en represalia, y otros literalmente fabulan… Nosotros no podemos perder nuestro tiempo refutando cada una de estas mentiras», sentenció el funcionario nacional en X (ex Twitter).

Siguiendo esa línea argumental, el conductor de la cartera económica planteó que «cuando haya algún cambio de política económica nosotros mismos lo informaremos y que si decimos algo, lo cumplimos». Sobre este punto, Luis Caputo hacía referencia a las dudas en torno a varios de los pilares del programa económico como el ritmo de devaluación del tipo de cambio o el esquema de dólar exportador.

«No hay ninguna devaluación prevista» en el horizonte, aseguró, y al mismo tiempo informó que se mantiene la vigencia del esquema 80/20 que permite a los exportadores liquidar una parte de sus divisas en el mercado financiero.

«El Fondo (Monetario Internacional) no tiene problema con esto. Está en el comunicado porque viene de antes cuando estimábamos que le ley podía pasar en marzo», explicó sobre los interrogantes plasmados por el FMI en su último informe sobre Argentina.

Por otra parte, Caputo revalidó el crawling peg de 2% mensual fijado por el Banco Central. Tras el salto cambiario de 118% de diciembre de 2023, el equipo económico dispuso una depreciación del tipo de cambio oficial de 2%, muy por debajo de la inflación de los primeros meses de 2024, con el objetivo de anclar las expectativas devaluatorias.

A modo de cierre, el hacedor de la política económica remarcó que aún no iniciaron las negociaciones del próximo acuerdo con el organismo multilateral pero destacó que el Gobierno mantiene «una muy buena relación» con el prestamista de última instancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *