Luego de la reunión que se desarrolló en el Salón de Actos, donde fueron recibidos los vecinos que se manifestaron en reclamo de un mejor sistema de salud, el intendente Arturo Rojas, tomó la decisión de recibir personalmente en su despacho a cada uno de los integrantes de la protesta que tengan que exponer inquietudes o formular denuncias puntuales.
En el encuentro, los vecinos reclamaron al jefe comunal, que estaba acompañado por las secretarias de salud y de gobierno, Andrea Perestiuk y Gabriela Góngora, una serie de falencias en el sistema de salud público, fundamentalmente lo relacionado con la atención en los hospitales municipales.
Tras la reunión, que se extendió por más de dos horas, el intendente tomó la decisión de atenderlos uno a uno de manera personal, en su despacho privado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.