El concesionario del balneario Poseidón, Alberto Condenanza, habló sobre las expectativas para la próxima temporada y los incrementos que se analizan para el alquiler de carpas y sombrillas.
“Aspiramos a tener una temporada normal en términos, al menos, de poder evitar protocolos muy severos. Da la sensación que vamos a estar un poco más liberados” analizó, indicando que “hay indicios de que podemos abrir una buena expectativa; las consultas han comenzado antes de lo habitual pidiendo precios y averiguando también como va a ser el tema de los protocolos”.
En el sentido de los protocolos, el empresario adelantó que este año se podrá trabajar con duchas y vestuarios, que estuvieron prohibidos por la pandemia la temporada anterior, aunque, otras costumbres van a ir quedando, como el tope de seis personas por unidad de sombra.
Respecto a los valores, estimó que las variaciones serán de entre un 45 y un 50 por ciento de aumento, en función de la alta inflación. En consecuencia, alquilar una carpa durante toda la temporada tendrá un costo aproximado de entre 60 y 70 mil pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.