Los propietarios de gimnasios y natatorios esperan respuestas de la Provincia para seguir adelante con su trabajo, aunque no descartan la posibilidad de abrir las puertas de sus establecimientos aunque no se los autorice.
La Cámara de Gimnasios y Natatorios se reunió el sábado pasado y sus integrantes decidieron entregarle un petitorio al intendente Arturo Rojas para que realice gestiones ante las autoridades provinciales para reanudar la actividad, dada la crítica situación que atraviesa el sector.
Entrevistado por TSN Noticias, el profesor Carlos Rens aseguró que «estamos esperando respuestas y luego se verá que opción elegiremos» y admitió que una de las mociones que se planteó durante la reunión del fin de semana fue abrir las puertas, aún sin autorización.
«Comprendemos la situación sanitaria, pero en estas circunstancias es inviable e insostenible la continuidad de nuestra fuente de trabajo», señaló Rens y reveló que «algunos integrantes de la Cámara les dijimos a nuestros empleados que a partir de este mes no vamos a poder pagar los sueldos».
«Si no hay respuestas hay que decirle a la gente que no venga más a trabajar», explicó para luego estimar que esta situación podría provocar la pérdida de entre 200 y 250 fuentes laborales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.