Una narración sin nombres suele molestar a los lectores(y debemos confesarlo también a nosotros los periodistas), pero como hay dos menores involucradas como víctimas no se puede legalmente mencionar sus identidades ni la de algún familiar que permita reconocerlas.
Se trata de dos casos aberrantes, espeluznantes, y reflejan la perversión imperante en algunos grupos familiares. Dos menores de edad, hermanas, fueron sometidas a avusos con acceso carnal.
La primera de ellas fue violada a los 14 años por su padre de sangre. Hoy este pervertido está en prisión por este delito y otras averías contra la propiedad.
La madre de las niñas, que también tendrá que dar muchas explicaciones, formó pareja con otro sujeto. Y con el paso del tiempo este comenzó a abusar reiteradamente con la otra menor, con el agravante que la joven(hoy de 16 años) quedó embarazada y está a punto de parir.
La chica, a la que podemos llamar Juana, comentó lo sucedido a una amiga quien la acompañó a la Comisaría de la Mujer donde se radicó la denuncia que ahora está siguiendo su curso.
Estas patéticas situaciones han marcado de por vida a las dos hermanas. Y deberá esperarse el testimonio de la madre de ambas pues es poco creíble que no supiera lo que venía sucediendo. Pero hay otra circunstancia. En la casa vive otra hermane de las dos víctimas. Es una latente amenaza para su integridad si no intervienen cuanto antes las autoridades del Servicio Local y la fiscalía correspondiente dandole abrigo y protegiéndola pues el abusador (padrastro) está en libertad.

Un comentario en «Dos hermanas menores fueron abusadas, una por su padre y otra por su padrastro quien la embarazó»
  1. Estos degenerados irrecuperables tienen una sola solución. Colgarlos desnudos cabeza abajo en la plaza y caparlos con un cuchillo sierrita desafilado y oxidado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *