La Justicia de Necochea detuvo a un hombre en Mar del Plata y lo acusó de participar en al menos tres robos a casas de familia en aquella ciudad, a la que llegó para “hacer la temporada”.
Jesús Rodríguez (26), un joven con antecedentes de haber cumplido condena en Batán por robos, fue apresado en su vivienda de Lanzilota al 3300, donde la policía encontró un arma, municiones y varios dispositivos electrónicos que podrían pertenecer a los damnificados.
Fuentes oficiales informaron que Rodríguez había formado un dúo de ladrones con un hombre de 28 años afincado en Necochea y con el cual desplegaban una audaz estrategia. Primero recorrían el barrio Villa del Deportista en el falso rol de cortadores de pasto, circunstancia que aprovechaban para hacer “inteligencia” de las casas que luego serían blanco de su accionar.
Con esa información sabían cuando las viviendas quedaban vacías y entonces rompían alguna ventana e ingresaban, Así lo hicieron en calle 147 al 2200, calle 141 bis al 1900 y calle 50 al 7200. Si bien en algunos hechos las alarmas instaladas en las viviendas se activaron, esto no impidió el rápido accionar de los escruchantes; por lo que desde un primer momento los investigadores tuvieron las presunción de que los delincuentes tenían conocimiento, no solo de los sectores más vulnerables de las viviendas, sino también qué elementos sustraer y donde se encontraban.
Tras las denuncias de los damnificados comenzó a investigar la fiscal Verónica Posse, que obtuvo una ayuda fundamental de los peritos de rastros de Policía Científica: en una de las casas se pudo recuperar una huella dactiloscópica y al cotejarla en el sistema AFIS se correspondió con el perfil de Rodríguez.
Al mismo tiempo se estableció que un hombre domiciliado en calle 49 al 3800 de Necochea era el cómplice y fueron autorizados sendos allanamientos de los que participaron la DDI Necochea, la Sub DDI Lobería, la DDI Mar del Plata y los G.A.D. de Mar del Plata y Necochea.
En la casa de Rodríguez se secuestró una notebook, una tablet, un IPad, un IPad mini, una cámara fotográfica, tres teléfonos móviles, vestimenta, pasamontañas, par de guantes, precintos, barreta, una pistola calibre 635 y municiones del calibre 16 y calibre 38.
Rodríguez quedó imputado del delito de robo agravado por efracción y robo simple, además del cargo de tenencia ilegal de arma.
El cómplice necochense fue acusado de robo y encubrimiento, ya que tenía en su casa dos consolas de video juegos, dos tablets, tres teléfonos, dos fundas de teléfono, un motovehículo, dos cascos, auriculares, una desmalezadora y vestimentas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.