Los ilegales hace tiempo se han venido asentando y adueñando de lo que fuese el área de cantinas en el Puerto. Después que los años de oro fueran perdiendo su brillo proliferaron los burdeles, fiolos y el sector se convirtió en más que problemático.
Pero también la prostitución cambió sus características y entonces muchos locales cerraron sus puertas.
Salvo una tradicional cantina y dos nuevos locales gastronómicos resisten, buena parte del resto de las edificaciones o están usurpadas o algunas aun no han podido ser ocupadas.
Otro hecho novedoso que se ha podido observar es que en una de las plazoletas de 59 y 12, frente a lo que fuera el ingreso al Puente Ignacio Ezcurra, han empezado a vender autos usados estacionados en torno a dicha rotonda. Y sobre la vereda de 59 (mano impar) están expuestos para la venta asientos de vehículos.


El lugar, de por sí devaluado por todos estos años de inacción y abandono, hoy se ensombrece aún más, y es el área del vale todo. *Fotos Melina Soto y Daniel Bosco de Política Necochea

Un comentario en «Donde brillaban las cantinas hoy es tierra de nadie y del vale todo»
  1. La tradicional «Cantina» es el mejor restaurante de Necochea. Lo demás no escapa a las reglas de la Republica, y en particular a las de Necochea.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.