La disputa por el control de Osprera, la obra social de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), continúa y escala pese al último fallo judicial que ordenó la restitución de los directivos desplazados, entre los que se encuentra el diputado nacional Pablo Ansaloni. El titular del gremio, José Voytenco, desconoce el mandato judicial y –denuncian desde el sector del legislador– pone palos en la rueda e intimida a los trabajadores pese a que “está cada vez más solo”.
Tras el fallecimiento en octubre pasado por covid de Ramón Ayala, quien había sucedido a Gerónimo Venegas al frente del sindicato, se abrió una fuerte puja por el manejo de la obra social. De un lado, el diputado y titular nacional del Partido Fe, Ansaloni, designado por Ayala en la comisión directiva de Osprera hasta enero de 2024. Del otro, Voytenco, quien desplazó de la obra social a esa comisión integrada, además de por Ansaloni, por Walter Cáceres, Carlos Caballero y Marcelo Asevedo.
Ansaloni había afirmado que su lugar en Osprera “es legal” por designación de Ayala y que su corrimiento va en contra del estatuto. Además, desafió a la conducción a llamar a elecciones: “Yo soy legal y me sacaron. Por eso pido también ser legítimo. Eso es a través de las urnas”.
Eran cuatro los fallos judiciales –laborales y penales– que le daban la razón a Ansaloni. En los últimos días, se sumó el quinto: la justicia de instrucción ordenó que los integrantes del consejo directivo desplazados sean reintegrados a su lugar de trabajo, al edificio ubicado Reconquista 630 (donde está Osprera) y le dejó el mandato del edifico al vicepresidente Ansaloni. Fuentes consultadas destacaron, además, que Uatre no tiene autoridad para suspender al consejo directivo de la obra social porque se manejan con estatudos distintos.
Del lado de Voytenco, afirman que “es un grupo minúsculo” el que se está “oponiendo” a la conducción. Y Afirman que Voytenco es “legítimo secretario general del gremio, presidente de la obra social y presidente del Renatre”, como pasó con Venegas y Ayala.
El sector de Ansaloni replica que Voytenco “está cada día más solo” y que “tiene problemas” en el secretariado nacional, donde estaría perdiendo peso. “Está partido el secretariado nacional de la Uatre”, graficaron, y hablan de un “debilitamiento” de la figura del secretario general. “Esto es la crónica de una muerte anunciada, se está peleando con todos”, insisten.
Ansaloni, Cáceres, Caballero y Asevedo volvieron a tomar posesión de los cargos y están trabajando en las oficians de Osprera. Sin embargo, la situación está lejos de solucionarse: denuncian un constante hostigamiento por parte de la gente de Voytenco e intimidación a los gerentes, quienes –afirman– no devuelven las claves para acceder a los registros de la obra social.
El reclamo para que haya una “pronta elección” de autoridades en el gremio choca contra la situación epidemiológica y la disposición de Presidencia en el marco de la emergencia sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.