Atento a la sequía que afecta a gran parte de la provincia y que se ha transformado en un verdadero inconveniente para muchas localidades del interior bonaerense, sobre todo las ubicadas en la Costa Atlántica que reciben a un gran caudal de turistas durante la temporada estival, el intendente Arturo Rojas dispuso un mega operativo municipal para intentar revertir la situación y devolver la presión a la red de agua corriente que alimenta domicilios y comercios a lo largo y ancho de Necochea y Quequén.
De esta forma, y siguiendo los lineamientos del máximo mandatario, cuadrillas de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, trabajan a destajo, las 24 horas del día, con el objetivo de construir dos nuevos pozos que sirvan para abastecer a un sistema que se vio desbordado, en parte también, por el uso irracional y un elevado índice de consumo masivo que no se observaba desde hacía varios veranos.
Ubicadas en las intersecciones de Avenida 59 y 110 y de calle 87 y 50, las perforaciones aportarán 200 mil litros del líquido vital por hora -100 mil cada una-, cantidad que sumada a la proporcionada por las otras dos nuevas bombas que ya se pusieron en funcionamiento (en proceso de drenaje del fluido no potabilizado) en el Hospital Irurzun y en el Barrio Norte, en la esquina de 37 y 82, que bombean unos 50 mil litros cada 60 minutos, dará como resultado la inyección de más de 7 millones de litros de agua diarios a la red pública.
Hablando de este refuerzo al sistema, Adrián Furno, titular del área de la comuna implicada en los trabajos, adelantó que, si todo marcha según lo previsto, “en el lapso máximo de tres días” los pozos estarán en marcha, con la finalidad primordial de “paliar la situación y superar esta crisis, dando una solución el problema desde el punto de vista del caudal y tener mayor presión para todos los vecinos”.
Vale destacar que en los dos últimos años de administración municipal se reestableció el funcionamiento de cerca de una quincena de bombas que habían sido abandonadas, accionar que permitió que la problemática no sea aún mayor ante la depresión de las napas por la falta de lluvias y el aumento intensivo del consumo. Hoy en día, todos los pozos están activos y serán apoyados por estas cuatro perforaciones ordenadas por la máxima autoridad comunal en busca de una rápida solución, aunque provisoria.
“Que los vecinos sepan que estamos trabajando día y noche para poder ejecutar estos pozos con las perforaciones, que sepan disculpar los inconvenientes y también que estamos atrás del problema; un problema que el Intendente ha fijado como una prioridad de la gestión de acá en adelante, para que no tengamos estos inconvenientes en las temporadas venideras”, aseguró Furno.
Por último, no sin antes solicitar de nuevo a los vecinos un uso responsable del agua, evitando pérdidas, el innecesario llenado de piletas o piscinas y el regado a deshoras, entre otras recomendaciones, es importante mencionar que a esta parte del operativo se suma otra también realizada por el municipio, pero asistencial, abasteciendo con los camiones regadores los tanques de los domicilios que así lo solicitan y entregando agua potable a las familias que no pueden tener acceso a su suministro.

Un comentario en «Disponen, tarde, un extenso operativo para paliar la problemática del agua»
  1. Y si toman las prevenciones antes de que suceda? Y si de una vez por todas se ponen las pilas y ponen medidores y controlan los usos abusivos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.