Una fiesta clandestina fue desbaratada esta madrugada por personal municipal y policía cuando decenas de personas, adolescentes en su mayoría con equipos de música, bailaban y tomaban alcohol. Un llamado al 147 hizo que llegaran al espacio inspectores municipales y policías, esta vez el lugar elegido fue la segunda estación del Vía Crucis en el sector de la ribera, donde se dispersó a los participantes abortando el encuentro.
Los trabajadores municipales luego que no quedara nadie se abocaron a limpiar el basurero en que se había convertido el lugar, tarea que es agradecida por el grupo «Amigos de la Ribera». *Foto TSN

Un comentario en «Desarticulan una fiesta prohibida en una de las estaciones del Vía Crucis»
  1. Lo que no se entiende muy bien, es porqué sólo loa dispersan si estaban infrigiendo la ley, y porqué no les hacen limpiar a ellos el chiquero que dejan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.