Un hombre de 61 años y su esposa de 37 recibieron impactos de escopeta por parte de delincuentes que ingresaron a su aserradero para robar dos motores eléctricos.
El hecho ocurrió ayer, en calle 564 y 571, hasta donde llegó la policía alertada por un llamado el 911.
En el lugar encontraron al dueño de casa de 61 años tendido en el suelo, con una herida de arma de fuego en la cadera izquierda, producida por un disparo de escopeta.
El hombre, además, tenía golpes varios en la cabeza y brazo por lo que de inmediato se llamó a la ambulancia. Antes de ser trasladado al hospital, la victima informó a los efectivos que había identificado a la persona que lo agredió y que sería M.C.A. de 36 años, constatando el Personal Policial que poseía amplios antecedentes delictivos y que se domiciliaba en las inmediaciones del lugar del hecho.
El vecino herido relató también que el delincuente estuvo con otras personas que le sustrajeron de su aserradero dos motores eléctricos del tipo trifásicos.
Uno de ellos fue encontrado allí mismo y había sido quemado para reducirlo y extraer cobre de él.
Simultáneamente ingresó otra llamada al 911, informando que había ingresado una mujer con una herida de arma de fuego al hospital local.
La mujer de 37 años, es esposa del herido por el impacto del disparo de escopeta.
La mujer había llegado por sus medios al nosocomio a bordo de su vehículo. Debido a las heridas que tenían, la pareja fue llevada a un centro de mayor complejidad, siendo de inmediatamente intervenido quirurgicamente el propietario de 61 años.
La esposa brindó mientras tanto su testimonio, señalando al autor de los disparos a junto a una o dos personas más, entre las que identificó también a posibles allegados al aprehendido.
El hombre acusado como responsable de los disparos fue aprehendido y se secuestró en el aserradero un cartucho de escopeta y un palo de madera con manchas hemáticas.
Según se informó, ya estarían identificados los otros delincuentes que lo acompañaban.
En tanto, el hombre, fue trasladado a terapia intensiva, con estado reservado, luego que los facultativos lograran extraer el perdigón de su cuerpo.
Interviene la fiscalía N° 1.
La policía no dio datos personales de las personas intervinientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.