Walmart, la cadena de supermercados de origen estadounidense, concretó la venta de su negocio en la Argentina al grupo que lidera el empresario Francisco De Narváez, que de esta forma desembarcará nuevamente en el sector del supermercadismo.
A través de un comunicado, Walmart anunció que el Grupo De Narváez adquirió la propiedad total del negocio de la compañía en la Argentina. “Los nuevos propietarios, que cuentan con operaciones minoristas en Argentina, Ecuador y Uruguay, aportarán una sólida experiencia local que impulsará el crecimiento de la empresa. Walmart seguirá apoyando a la empresa a través de servicios de transición y acuerdos de abastecimiento; no obstante, Walmart no retendrá una participación accionaria”, informó la compañía. Hasta el momento no trascendió la cifra de la operación.
La familia del ex diputado De Narváez fue dueña de la cadena de supermercados Casa Tía durante varias décadas hasta que, a fines de 1998, la vendió al Exxel Group por unos USD 650 millones. En los últimos años, el grupo empresario volvió a poner un pie en el negocio: hoy tiene supermercados en Ecuador y Uruguay, que operan con la marca Ta-Ta.
Walmart comenzó sus operaciones en el país en 1995 con la apertura de su primera tienda en Avellaneda, provincia de Buenos Aires. Actualmente, la compañía cuenta con 92 locales en 21 provincias, donde trabajan unos 10.000 empleados: es el noveno principal empleador privado del país.
“Estamos muy orgullosos y entusiasmados con esta nueva inversión. Compartimos los mismos valores: una filosofía centrada en el cliente, centrada en la excelencia operativa, además del compromiso que hemos asumido con las comunidades en las que operamos. Tanto el desempeño de la empresa como la dedicación de sus increíbles asociados durante la pandemia de la COVID-19 han demostrado la fortaleza y resistencia fundamentales del negocio, y nos complace en gran medida apoyar al equipo, impulsar el crecimiento a largo plazo y crear nuevas oportunidades para asociados y proveedores en Argentina», completó Fernando Minaudo, CEO del grupo De Narváez.
A nivel global, Walmart está cada vez más concentrado en su batalla con Amazon y busca desprenderse de operaciones complejas que, además, impactan poco en sus resultados. El negocio local apenas representa un 1,2% de la facturación total de la cadena.
La empresa opera diferentes formatos entre hipermercados y las cadenas Changomas, Mi Changomas, Punto Mayorista y su plataforma de comercio electrónico. También tiene un centro de distribución propio, en la localidad de Moreno, y tres centros productivos de panificados, carnes y feteados.