Así lo determinó la jueza Mariana Giménez para el acusado del homicidio de la oficial Belén Corvalán, Andrés Morales. La fiscalía había pedido 40 años. Un jurado popular lo declaró culpable de homicidio simple.
Este mediodía la jueza Giménez determinó aplicar una pena de prisión de 30 años para el ex boxeador que se encuentra detenido en el penal de Barker.
Morales fue encontrado culpable de la muerte de la oficial Belén Corvalàn, que ocurrió el pasado 27 de diciembre de 2020 al ser atropellada por el auto que conducía en la ruta 86, cuando se encontraba de servicio
El jurado popular determinó por 11 votos la culpabilidad de Morales que fue juzgado por tres hechos: por un lado, la muerte de Coravalán que, a criterio del jurado, se trató de un Homicidio Simple, contrario a lo que pedía la fiscalía del Dr. Guillermo Sabatini que era Homicidio Agravado por haberse cometido contra una integrante de la fuerza policial.
El otro hecho fue en perjuicio de Sebastián Moreno, el policía que conducía el móvil el día del hecho. En este caso, el jurado también entendió que se trató de un homicidio simple en grado de tentativa y, finalmente, fue considerado también culpable por Homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y por mediar violencia, en grado de tentativa, en relación con su ex pareja, Susana Gonzalvez.
La pena puede ser apelada por la defensa de Morales, representada por el abogado de Olavarría, Sergio Roldán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.