La policía detuvo a un violento que había golpeado y privado de su libertad a una mujer. La aprehensión se llevó a cabo gracias a los gritos de auxilio provenientes de la hija de la víctima, quien al igual que su madre, también presentaba signos de violencia física.
El hecho sucedió en esta semana , cuando la Policía, en uno de sus recorridos por calle 75 Nº 700, fueron alertados por los gritos de una niña de tan solo 4 años quien manifestaba que su madre de 29 estaba siendo agredida en ese mismo momento.
Inmediatamente, los efectivos se dirigieron a la vivienda y se encontraron con un hombre muy exaltado, identificado como «N.R.N.» de 29 años, quien estaba reteniendo en contra de su libertad a la madre de la menor.
La mujer, queriendo escapar es tomada por el pelo siendo agredida a golpes de puño por el hombre, de tal forma que los policías tratan de persuadirlo de su accionar, sin embargo, este los agrede mediante insultos y amenazas, para luego tratar de agredirlos e intentar escapar. Sin embargo, los policías logran reducir y aprehender al violento sujeto.
Tras esta situación, los efectivos notaron que la mujer tenía golpes en la cabeza y escoriaciones, mientras que la niña también presentaba signos de haber sido golpeada.
Trasladaron a la comisaría de la mujer y la familia a la madre y la hija para que radiquen la correspondiente denuncia. Intervino la UFI N° 10 quien avalo el proceder policial.
La identidad de los aprehendidos y/o demorados se mantiene en anonimato en virtud de evitar posibles nulidades en las actuaciones que se llevan a cabo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.